Tras la línea enemiga

Título: Tras la línea enemiga
Director: John Moore
Intérpretes: Owen Wilson, Gene Hackman, Joaquín de Almeida
Nacionalidad: Estados Unidos
Año de producción: 2001
Género: Drama- guerra
Duración: 105 min.
Guión: Daviz Veloz, Zak Penn
Música: Don Davis

Nos encontramos en el contexto de la guerra de los Balcanes, en Bosnia. En esta situación de tensión, el teniente americano Chris Burnett (Owen Wilson), realiza una misión de reconocimiento del terreno junto a su piloto Stackhouse. El avión, un F-18, es derribado y su compañero asesinado. Burnett emprende así una huída, ya tras la línea enemiga, de las fuerzas serbias y, en especial, de un policía secreto empeñado en dar con él. Este será el centro de la historia que ilustra una matanza serbia entre 1992 y 1995.

Mientras, el almirante Reigart (Gene Hackman) se encuentra en el portaaviones americano, situado en el Mar Adriático. Desde allí, le promete un rescate que se irá complicando por una presunta paz que Estados Unidos iba a firmar con Serbia y que, de atacar a los enemigos para salvar a Buckett, se vería frustrada. Finalmente, el almirante Reigart se dispondrá a salvar al teniente, en contra de alta fuerzas de la OTAN. De esta forma Buckett podrá mostrar las imágenes tomadas desde el avión causantes de la persecución de los serbios.

CRÍTICA

Un film entretenido que, si bien es cierto no tiene un comienzo del todo absorbente, va adentrándote poco a poco en la trama de tal forma que envuelve.

Quizá la interpretación de su protagonista, Owen Wilson, no termine de convencer, puede que por la visión general que tenemos de este actor interpretando papeles más cercanos a la comedia que al drama. Sin embargo, Gene Hackman, más acostumbrado a perfiles de este estilo, cumple con creces como gran jefe del ejército americano.

Esta producción debe destacarse por la historia que refleja, la dureza de la guerra y, en especial, la crueldad de la guerra de los Balcanes o conflicto yugoslavo que se cobró cerca de 200.000 vidas. Para llegar con mayor exactitud al fondo estos hechos Moore se reunió con varios excombatientes de esta guerra, dotando al film de una credibilidad inequívoca. Pero además hay que destacar la belleza de las escenas en exteriores que fueron rodadas en los Montes Cárpatos (Eslovaquia).

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *