El peligro de los profesores estrella

20 diciembre, 2016
Por

Algunos docentes se han convertido en auténticas estrellas de las redes sociales y sus comentarios son seguidos por millares de personas de todos los lugares. Esta aura digital que rodea a esta especie de nuevos tele predicadores que triunfan con sus opiniones y conocimiento en la Red, proporciona a sus centros una magnífica campaña de promoción y una mayor proyección pública.

Pero, como no podía ser de otra manera, hay quienes piensan que las críticas o polémicas en las que a veces se ven envueltos por el fuerte impacto que sus palabras generan puede volverse como un boomerang en contra de su escuela.

Carlos Saldaña es el director de márketing de IE Business School y tiene que convivir con Enrique Dans, el profesor de sistemas de información que comenzó firmando artículos en los periódicos y en esta nueva era de las telecomunicaciones se ha convertido en un auténtico referente en la Red. Por ejemplo, sólo en Twitter tiene casi 110.000 seguidores. «Este tipo de profesores nos ayudan más de lo que nos complican», afirma Saldaña.

Enrique Dans cree que «para una institución, cuanta mayor relevancia tenga un docente fuera de la clase, mejor. La visibilidad en la Red es buena para el profesor porque se puede convertir en un referente y le valida ante los alumnos, pero también proporciona promoción a la escuela. Tú como docente recibes validez por pertenecer a esa marca y cuando te conviertes en una referencia lo proyectas a su vez sobre el centro de formación».

Marc Cortes, el estilete digital de Esade Business School, profesor de márketing, consultor y socio director de RocaSalvatella, también piensa que «cualquier persona vinculada a la escuela que tenga imagen pública es un activo que hay que trabajar porque ellas proyectan dos marcas: la suya y la de la institución, lo que tiene un retorno a medio y largo plazo, como, por ejemplo, el posicionamiento en buscadores».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.