Segregación escolar, ¿un fenómeno con poca importancia?

Ayer 6 de febrero de 2013 tuvo lugar la presentación del estudio Municipios contra la segregación escolar. Seis experiencias de política educativa local realizado por la Fundación Jaume Bofill. Ismael Palacín, director de la fundación y Xavier Bonal, director del estudio, fueron los encargados de hacer la presentación en el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Cataluña (Barcelona).

En el estudio se da a conocer el notable aumento de segregación escolar que está teniendo Cataluña durante estos años de crisis y la gran desigualdad que existe entre municipios. Por eso, aparte de explicar la situación actual de la segregación escolar, se analizan las experiencias que han llevado a cabo seis municipios de Cataluña (Mataró, Olot, Manlleu, Tarrassa, Girona y Valls) en los cuales se han aplicado algunas políticas educativas de nivel local que han logrado mejorar la situación. Por tanto, cabría preguntarse ¿por qué no se aplican estas medidas o algunas parecidas para combatir este fenómeno si es posible llegar a solucionarlo?

El hecho que haya aumentado el número de inmigrantes no significa que deba aumentar la segregación escolar. Se han de garantizar unas oportunidades escolares y de aprendizaje a todos los alumnos y alumnas, tanto de Cataluña como de cualquier otro sitio. Por eso es importante que las Administraciones y los municipios tengan presente este fenómeno y le pongan solución.

Algunas de las propuestas que se han realizado en estos seis municipios son: impulsar el transporte escolar gratuito, diseñar nuevas zonificaciones escolares, fomentar políticas proactivas de información de familias, acompañamiento durante el proceso de preinscripción e información sobre el funcionamiento de los centros, realización de políticas de detección de alumnos con necesidades especiales, entre otras. Estas propuestas permiten que los alumnos y alumnas se puedan distribuir equitativamente en los centros educativos del municipio y, así, evitar que en determinados centros se halla un gran número de alumnos extranjeros a diferencia de otros que tienen un mínimo porcentaje.

Son medidas que quizás requieren un tiempo de reflexión, de planificación y de implantación amplio; pero hemos de tener en cuenta que los resultados pueden ser muy favorables y positivos para la educación de todos nuestros alumnos y alumnas. Por tanto, desde aquí hago un llamamiento al Gobierno, a las Administraciones, a los municipios y a la sociedad en general para que se tome en serio este fenómeno de la segregación escolar y se implanten políticas educativas para que se puedan garantizar oportunidades educativas para todo el mundo y de calidad.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>