Archivo de la categoría: El porqué de las cosas

¿Por qué nos vestimos de negro como señal de luto?

Las personas se visten de negro en señal de duelo por el fallecimiento de una persona querida pero ¿De dónde proviene esa tradición? El origen del luto se remonta al ancestral miedo a los muertos. La Muerte es el gran … Sigue leyendo

Publicado en El porqué de las cosas | 1 comentario

¿Por qué estrechamos las manos al saludar?

Seguro que alguna vez habéis estrechado la mano para saludar a alguien. Pero, ¿por qué estrechamos la mano? y ¿por qué suele ser la mano derecha? Pues bien, la costumbre de estrechar la mano a modo de saludo data de … Sigue leyendo

Publicado en El porqué de las cosas | Deja un comentario

Los brillantes ojos de los gatos

Para poder revelar el porqué del brillo de los ojos de los gatos en la oscuridad, primero hay que explicar su proceso de visión, el cual es básicamente el mismo que el de las personas. La luz rebota en un … Sigue leyendo

Publicado en El porqué de las cosas | Deja un comentario

¿Por qué aplaudimos?

¿Quién se ha preguntado alguna vez por qué aplaudimos? Aplaudir es una acción que todos realizamos en respuesta a un hecho que nos ha causado admiración, impacto o entusiasmo. Esta acción está tan integrada en los humanos que nadie suele … Sigue leyendo

Publicado en El porqué de las cosas | 1 comentario

¿Por qué decimos “Buen provecho” o “Que aproveche”?

Decir “Buen provecho” es una costumbre conocida a nivel mundial. El término se usa para desear, de un modo educado, a la persona o personas que están comiendo, que ésta les sea buena y gustosa. Sin embargo, ¿de dónde proviene?, … Sigue leyendo

Publicado en El porqué de las cosas | Deja un comentario

¿Por qué decimos “Salud” o “Jesús” cuando alguien estornuda?

¿Te has preguntado alguna vez por qué decimos “Salud” o “Jesús” cuando escuchamos a una persona estornudar? La etiqueta social no nos exige decirlo cuando alguien estornuda, aunque sí que es una costumbre que se considera de buena educación. El … Sigue leyendo

Publicado en El porqué de las cosas | 1 comentario