Las agujetas y los posibles remedios

El verano está al caer y muchos se preparan en la llamada “Operación bikini 2013” ya sea haciendo dietas o deporte. Aunque este proceso puede producir la aparición de las dolorosas y molestas agujetas. Pero ¿por qué aparecen? y ¿cómo se pueden reducir o hacer desaparecer?

Las agujetas son el dolor muscular que se produce después de un período de ejercicio intenso por no estar acostumbrados a tal actividad o por llevar un período de inactividad. Éstas no sólo aparecen en las personas que no practican ningún deporte, sino también en aquellas deportistas que no han realizado ningún ejercicio durante un tiempo o por hacer un sobreesfuerzo, aunque la intensidad del dolor es distinta según el caso.

A esta dolencia se la llama dolor muscular de aparición tardía (DMAT) o dolor muscular post-esfuerzo de aparición tardía (DOMPAT) y va acompañado de una inflamación del músculo. Son dolores intensos y localizados parecidos al de pequeñas agujas pinchando, de aquí el término agujetas. Estos dolores implican una disminución de la movilidad y la flexibilidad entre uno o cinco días.

En definitiva, se produce un fuerte dolor en aquellos músculos que se han ejercitado más de lo debido o más de lo normal y, aunque no son peligrosas, son muy incómodas, ya que afecta a la movilidad normal de la persona.

Recientes investigaciones han determinado que las agujetas se producen porque al esforzar mucho nuestro cuerpo en el ejercicio, se producen unas microroturas o microdesgarros en las células de las fibras de los músculos usados, los cuales hacen referencia a los pinchazos de las agujetas.

Solamente el tiempo pude eliminar las agujetas del todo, aunque existen métodos para evitarlas como realizar un buen calentamiento antes y después de cada ejercicio o no hacer un sobreesfuerzo si hace mucho tiempo que no se realiza ningún deporte. También se dice que tomar agua con azúcar tras el ejercicio o una cucharada de azúcar antes de éste son remedios caseros para que las agujetas no surjan o desaparezcan, aunque no estén probados científicamente.

Hay métodos para disminuir el dolor como hacer deporte progresivamente con ejercicios suaves y cortos, alternándolos con descansos para contribuir a la regeneración de los tejidos. Aplicar frío en la zona para bajar la inflamación o realizar masajes suaves en la zona afectada también es recomendable.

Esta entrada fue publicada en Cosas de interés, El porqué de las cosas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las agujetas y los posibles remedios

  1. Valeria dijo:

    Lo del agua con azúcar no está probado científicamente pero a muchos les ha servido, yo probé con leche y azúcar, tomándolo muy frío y me funcionó. También vi en una web que recomendaban un baño con tomillo, eso aún no he probado pero una amiga del gimansio me dijo que a ella le funcionó. La web es http://www.infoagujetas.com . por si alguno quiere probar algún otro remedio caero, y si lo prueban me comentan cuál les funcionó mejor jeje por cierto, buen artículo, he leído otros y la verdad marean con tanta información que nadie entiende, este artículo fue claro y sencillo. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *