Un verano online: los españoles no desconectan en vacaciones

Foto: Laura Smith / Pixabay

Al parecer no somos capaces de abandonar el móvil ni cuando estamos disfrutando de unos días de descanso. Según una encuesta de Musement, el 83,8 % de los españoles publicó en sus redes sociales durante sus vacaciones. De hecho, solo un 16,2 % de los consultados afirmó no haber publicado ningún contenido en sus días de descanso, siendo una clara minoría los que consiguieron desconectar totalmente de la rutina.

El estudio recoge que del 83,8 % de los que publicaron contenido en sus redes sociales, un 35 % lo hizo de manera esporádica; mientras que un 27,8 % subió una vez al día contenido a internet. Además, un 15,8 % dedicó más tiempo de sus vacaciones a las redes sociales, al publicar diariamente entre dos y tres contenidos; y un 5,2 % subió a internet cuatro o más contenidos diarios.

Ante estos datos, cabría plantearse si nos encontramos en un estado de dependencia tecnológica, algo que podría acarrearnos ciertos problemas. Un experto de la Universitat Oberta de Catalunya, Manuel Armayones (subdirector académico de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación), ha analizado cinco problemas mentales derivados de la adicción al móvil.

El primero de ellos sería el FoMO, miedo a perdernos algo de lo que está pasando en los perfiles de las personas a las que seguimos en las redes sociales. Quien la sufre suele tener un bajo nivel de satisfacción con la vida.

El segundo sería la nomofobia, miedo a no tener el móvil a mano, así como a quedarse fuera de casa sin batería o a no tener cobertura. Se puede evitar realizando diversas actividades, como salir a comprar, sin llevar el móvil encima o apagando el móvil por las noches.

Otro problema es la vibración o llamada fantasma que consiste en la sensación de que el móvil vibra o suena cuando en realidad no lo hace. Esto puede generar ansiedad o desgaste emocional.

A la lista se añade la mente errática, fenómeno que nos hace saltar de web a web o pasar de un contenido a otro con los hipervínculos para encontrar la mejor información, la mejor oferta o el mejor producto.

Por último está el llamado efecto Google que aparece cuando usamos un buscador como una extensión de nuestra memoria para recordar el día y la hora de nuestra cita con el médico, por ejemplo.

Share this post

PinIt
scroll to top