El primer acceso al porno se adelanta a los 8 años de edad

Foto: Pixabay

El avance de la tecnología en los teléfonos móviles y la proliferación de estos a edades cada vez más bajas ha provocado que la pornografía vaya reemplazando paulatinamente a la educación afectivo-sexual entre adolescentes y jóvenes.

La red Jóvenes e Inclusión y el Grupo GIFES de la Universitat de les Illes Balears han realizado una investigación que analiza el impacto de la nueva pornografía distribuida por internet en adolescentes, desde un estudio en siete comunidades españolas.

Tras encuestar a 2.500 jóvenes de entre 16 y 29 años, bajo el título “Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales”, recogen cómo el acceso a la pornografía comienza en la infancia, a edades tan tempranas como los ocho años, que se anticipan a cualquier otra fuente de educación afectivo-sexual.

Los responsables de la investigación explican que, en los últimos años, se ha observado un repunte de conductas que reproducen estereotipos de género y patrones de desigualdad en las relaciones entre chicas y chicos. También citan algunas de las conclusiones a las que han llegado con su trabajo:

  • La edad media de inicio en el consumo de pornografía son los 14 años entre los adolescentes hombres, los 16 en el caso de las mujeres y los 15 para otras identidades. Sin embargo, al menos uno de cada cuatro varones se ha iniciado antes de los 13 y la edad más temprana se anticipa ya a los 8 años. La familiaridad con las pantallas y con las búsquedas en internet han facilitado esta situación.
  • La nueva pornografía está detrás del aumento de prácticas sexuales de riesgo, es decir, aquellas que pueden tener un impacto negativo sobre la salud entre las que se incluyen prácticas vinculadas a la prostitución.
  • La mayoría de adolescentes que se asoman a la pornografía no están satisfechos con lo que saben sobre sexo. Casi un 80 % de las y los jóvenes dicen no haber recibido una educación afectivo-sexual satisfactoria o no la han tenido en absoluto.
  • 7 de cada 10 adolescentes acuden a internet o a otras amistades para resolver esas dudas. Y solo un 25 % se las plantean a sus progenitores o a otros adultos.

Share this post

PinIt
scroll to top