Uno de cada tres niños europeos tiene problemas de obesidad

Más de la mitad de la población adulta de la Unión Europea sufre sobrepeso u obesidad, mientras que uno de cada tres niños tiene esos problemas, según un estudio publicado por United European Gastroenterology (UEG), que reúne a las principales asociaciones en materia de salud digestiva.

Entre las causas de esta epidemia de obesidad en Europa se encuentra el creciente consumo de productos ultraprocesados, entre los que se encuentra la bollería industrial, los precocinados congelados, las carnes procesadas o las patatas fritas de bolsa. De hecho, el informe destaca que la incidencia de la obesidad infantil es mayor en los países del sur de Europa, donde la dieta mediterránea ha sido sustituida por productos procesados.

Malta, Croacia, Italia, España, Chipre, Grecia y Portugal aparecen a la cabeza de los socios comunitarios con más porcentaje de niños con sobrepeso.

Si hablamos de las consecuencias de la obesidad, los expertos advierten que ésta puede aumentar en un 50 % el riesgo de padecer cáncer colorectal, especialmente en hombres. Además, casi tres cuartas partes de todos los obesos sufren de hígado graso, algo que puede acabar provocando esteatohepatitis no alcohólica, una inflamación que puede degenerar en problemas mucho más graves. Además, la obesidad puede tener efectos en la salud mental de los niños, provocando ansiedad y depresión, perjudicando el rendimiento educativo y, a la larga, su situación salarial.

Por todo esto, UEG pide reducir la producción de productos procesados y más campañas educativas e incentivos para cambiar la cultura alimentaria hacia una más saludable. Por su parte, Markus Peck, jefe de gastroenterología del Klinikum Klagenfurt y responsable de asuntos públicos de UEG, recomienda duplicar el consumo de frutas, verduras, nueces y legumbres; reducir a la mitad el de carnes rojas o azúcar en los próximos 30 años y limitar el máximo posible el consumo de las llamadas grasa trans.

Share this post

PinIt
scroll to top