Independizarse sigue siendo imposible para la mayoría de jóvenes españoles

Según datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), los jóvenes europeos de media suelen emanciparse a los 26 años, pero en España la edad para abandonar el domicilio familiar se sitúa en los 29 años.

En 2017, la media de edad a la que los jóvenes españoles se iban de casa era de 29,3 años. Un año más tarde, era de 29,5 años, es decir, 3,5 años superior al promedio de los ciudadanos de la Unión Europea (UE).

Los jóvenes de la UE que más temprano abandonan el domicilio familiar son los suecos, a los 18,5 años. En el otro extremo se sitúan los jóvenes de Croacia, con 31,8 años.

Foto: Eurostat

Sobre esta situación, El País recoge la opinión de diversos expertos. Juan Carlos Revilla, subdirector del departamento de Antropología Social y Psicología Social de la Universidad Complutense de Madrid, señala la precariedad como uno de los motivos principales de esta emancipación tardía.

Recordemos que España padece una tasa de paro juvenil superior al 33 % para los menores de 25, quienes también deben hacer frente a la precariedad laboral, sueldos bajos y elevados precios de los alquileres.

Por su parte, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) explica que los presupuestos españoles destinados a becas y ayudas universitarias se encuentran por debajo de la mitad de los que destinan el resto de países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Además, el sistema universitario español es el cuarto más caro de los países de la Unión Europea.

Sobre Raul

Soy periodista y editor en PrimerasNoticias.com. Cuando tengo ratos libres, disfruto de mi afición al cine y la literatura de género.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons