Hay un millón de especies animales y vegetales en riesgo de extinción

Existen 1.000.000 de especies de animales y plantas en peligro de extinción, según advierte un nuevo informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES, por su siglas en inglés) que pone de manifiesto que urge tomar medidas para restaurar y proteger la naturaleza.

En él, además, se concluye que tres cuartas partes del medio ambiente terrestre y alrededor del 66 % del medio ambiente marino se han alterado considerablemente, y que más de un tercio de la superficie terrestre del mundo y casi el 75 % de los recursos de agua dulce ahora se dedican a la producción agrícola o ganadera.

El estudio científico de 1.800 páginas es el primer panorama completo del estado de la biodiversidad mundial desde 2005, con evidencia proporcionada por 400 expertos de 50 países.

La investigación de IPBES expone que la abundancia de especies nativas en la mayoría de los principales hábitats terrestres ha disminuido en al menos un 20 %, en su mayoría desde 1900. Asimismo, más del 40 % de las especies de anfibios, casi el 33 % de los corales, más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados y un 10 % de los insectos están amenazados.

En su análisis, se explica la interrelación entre el cambio climático y la pérdida de la naturaleza, alertándonos de que las emisiones de gases de efecto invernadero se han duplicado, elevando las temperaturas globales promedio en al menos 0,7 grados centígrados; y que el promedio global del nivel del mar ha aumentado de 16 a 21 centímetros desde 1900.

Pexels / Pixabay

No todo está perdido

La naturaleza contribuye a regular el clima o la calidad del aire y nos ofrece comida y energía, por lo que su alteración impacta en la vida humana. Por ello, teniendo en cuenta los datos recogidos en el informe, los expertos nos dan algunas pistas sobre qué deberíamos hacer para cuidar nuestro planeta:

  • Establecer cuotas efectivas de pesca.
  • Frenar la entrada de especies exóticas invasoras.
  • Promover prácticas que reduzcan la erosión del suelo.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Disminuir los residuos y fomentar el reciclaje.
  • Respetar los espacios protegidos y minimizar el impacto en zonas naturales.
  • Apoyar el uso de energías alternativas.
  • Minimizar el uso de compuestos químicos.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons