La inspiradora historia del niño chino que llegaba congelado a clase

La inspiradora historia del niño chino que llegaba congelado a clase

Foto: China News Service

Wang Fuman apareció en la escuela completamente congelado. El pelo de este alumno de tercero de primaria estaba nevado, las mejillas rojas y las manos arrugadas.

Este pequeño de la provincia china de Yunnan había caminado 4,5 kilómetros, el trayecto que debe hacer a diario para ir a la escuela, a -9ºC bajo cero. Al verlo llegar congelado, su profesor decidió compartir su imagen y su historia en Sina Weibo, la red social más popular de China.

Wang vive con su abuela y su hermana en una casa hecha de barro en Xinjiezhen, una ciudad del condado rural de Ludian, en el sudoeste del país. Su padre trabaja lejos y sólo los visita cada cuatro o cinco meses. Una situación similar a la que padecen millones de menores en China que viven en zonas rurales, mientras que sus padres se ven obligados a abandonarlos para trabajar en las ciudades.

A pesar de su realidad, Wang camina cada día una hora para llegar puntual a clase y esmerarse en extraer calificaciones ejemplares.

Al difundirse la historia de este pequeño, muchas personas se han ofrecido a donar ropa y dinero a Wang y a otros niños que como él apenas pueden permitirse comprarse un abrigo adecuado. Además, el gobierno local está construyendo una nueva casa más cerca de la escuela a la que podrán mudarse pronto Wang y su familia.

Avatar de Elisabet

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons