Los jóvenes y los autónomos, los más perjudicados por la crisis

Los jóvenes y los autónomos, los más perjudicados por la crisisSegún la Encuesta Financiera de las Familias (EFF), presentada por el Banco de España, los más perjudicados durante los años de crisis han sido los jóvenes y los trabajadores por cuenta propia.

En su informe, se muestran la situación financiera de los hogares españoles a finales de 2014 a la vez que se describen los cambios más relevantes ocurridos en el período comprendido entre finales de 2011 y 2014.

Después del leve repunte de la actividad experimentado durante 2010, la economía española se adentró en una segunda recesión en 2011. A partir del cuarto trimestre de 2013 se inició la recuperación, que se afianzó durante 2014. No obstante, a finales de dicho año las tasas de paro seguían siendo muy elevadas. Los más afectados eran los jóvenes y los trabajadores con menor nivel de formación, colectivos en los que las tasas de paro se situaban en un 38,7% y un 39,9%, respectivamente, en el último trimestre de 2014.

La encuesta también fija su interés en conocer el valor del patrimonio inmobiliario de los hogares. Éste experimentó reducciones importantes durante todo el período 2011-2013 a consecuencia de la caída continuada del precio de la vivienda. Dicho descenso se interrumpió a partir del segundo trimestre de 2014.

En 2012 se produjo por primera vez un descenso de la población, explicado sobre todo por el flujo de salida de la población extranjera menor de 45 años y el crecimiento cada vez más reducido de la población española.

Otro tema abordado por la EFF es la evolución de la renta de los hogares españoles. Una vez más se ha observado que la renta media evoluciona según el perfil de ciclo vital, aumentando con la edad, hasta alcanzar su máximo para el grupo de hogares cuyos miembros tienen entre 55 y 64 años y luego disminuyendo para los grupos de mayor edad. Asimismo, la renta aumenta con el nivel de educación, siendo sustancialmente mayor para los hogares cuyo cabeza de familia posee estudios universitarios.

Por situación laboral, los hogares en los que el cabeza de familia trabaja por cuenta ajena son los que tienen rentas medias más altas, a diferencia de lo que muestran las ediciones anteriores de la encuesta, en las que las rentas medias más altas correspondían claramente a los hogares cuyo cabeza de familia era empleado por cuenta propia.

Sólo los hogares en los que el cabeza de familia tiene más de 65 años han visto aumentar su renta.

También se ha detectado que se han producido disminuciones acusadas de renta en casi todos los hogares, especialmente para los hogares en los que el cabeza de familia es menor de 35 años y en los que es empleado por cuenta propia.

Un 48,8% de los hogares tiene algún tipo de deuda.

Desde finales de 2011 hasta finales de 2014 ha incrementado el endeudamiento para los hogares. En relación a la deuda pendiente para la adquisición de la vivienda principal, ésta constituye el 68,6% de la deuda de los hogares, mientras que la deuda pendiente por la compra de otras propiedades inmobiliarias representa el 19,2%.

Los hogares con menor probabilidad de tener deudas son aquellos cuyo cabeza de familia es mayor de 64 años y en los que el cabeza de familia está jubilado. Por el contrario, el porcentaje de hogares endeudados entre los hogares cuyo cabeza de familia tiene entre 35 y 44 años alcanza el 76,2%.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Share this post

PinIt
scroll to top