Los jóvenes nacidos después de 1990 usan su smartphone casi 7 horas cada día

Para los más jóvenes del grupo de los millenials, el smartphone ha dejado de ser un accesorio útil para convertirse en un dispositivo imprescindible para comunicarse y relacionarse.

Producto de ello es el aumento paulatino del número de horas enganchados al móvil, hasta una media de 6 horas y 48 minutos cada día. De este modo, los jóvenes nacidos después de 1990 se distancian en casi 4 horas de uso del móvil respecto a los nacidos entre 1951 y 1961.

Los teléfonos móviles se han convertido en objetos imprescindibles en nuestra rutina.

A pesar de que los jóvenes de hasta 24 años pasan casi el 30% del día usando el móvil, sólo el 31,2% se considera adicto. En el caso de los mayores, de entre 55 y 65 años, ese porcentaje baja hasta el 10,2%.

Dependencia del móvil

El 80,7% de los jóvenes entre 18 y 24 años no podría vivir sin su móvil, frente al 65% de los de entre 55 y 65 años.

La versatilidad de los smartphones modernos explican, en parte, esta dependencia diaria. Cámara de fotos de gran resolución, reproductor mp3, GPS, acceso a internet y mensajería instantánea forman parte del grupo habitual de herramientas del que echan mano los usuarios de smartphones, sobre todo los más jóvenes.

El 25% de los usuarios de entre 55 y 65 años afirma que el móvil es el dispositivo que más usan para conectarse a Internet, frente al 75% de los millenials.

Todas las conclusiones del III Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente pueden consultarse en Rastreator.com.

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons