Casi cuatro millones de niños refugiados sin acceso a la educación

Foto: Minglebox

Foto: Minglebox

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) denuncia en un informe que 3,7 millones de los 6 millones de niños refugiados que están bajo su mandato no tienen acceso a la educación.

Específicamente, 1,75 millones de niños que se vieron obligados a abandonar sus hogares y sobrevivir en terceros países no asisten a la escuela primaria y 1,95 millones de adolescentes en igual situación no acceden a educación secundaria.

Filipo Grandi, alto comisionado para los refugiados, considera que “la educación de los refugiados está abandonada”, a pesar de que ésta es una de las pocas oportunidades que tienen los desplazados para poder cambiar su destino.

Los refugiados tienen cinco veces más posibilidades de no asistir a clase que la media mundial de niños sin acceso escolar.

Si se comparan los datos de ACNUR con los de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) sobre matrículas escolares, se observa que sólo el 50% de los niños refugiados van a la escuela primaria cuando la media mundial es del 90%. En secundaria, la diferencia es mayor: sólo el 22% de los adolescentes refugiados van a la escuela secundaria comparado con una media mundial del 84%. A nivel terciario, sólo un 1% de los refugiados van a la universidad, comparado con el 34% a nivel mundial.

En 2009, en Siria el 94% de los niños asistían a la escuela. En 2016, ese nivel es del 60%.

En su estudio, ACNUR también recoge que cada vez hay más refugiados que son menores de edad y que más de la mitad de los niños refugiados que no asisten a la escuela están en siete países: Chad, República Democrática del Congo, Etiopía, Kenia, Líbano, Pakistán y Turquía.

Share this post

PinIt
scroll to top