Los alumnos de ESO que suspendan la reválida sólo podrán matricularse en FP Básica

Los alumnos de ESO que suspendan la reválida sólo podrán matricularse en FP BásicaLos alumnos de 4º de la ESO que suspendan las dos convocatorias establecidas por curso para la evaluación final de ESO, sólo podrán matricularse el año siguiente en Formación Profesional Básica.

Así lo recoge Europa Press, después de que el Consejo de Ministros aprobara el decreto por el que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato.

Al terminar el ciclo de la ESO, los escolares deberán someterse a una prueba externa que, en caso de no superarse, aunque hayan aprobado todos los cursos, les obligará a continuar sus estudios en la modalidad básica de FP. Ésta tiene un año de duración y al finalizarse, los alumnos pueden decidir si pasar a la FP de Grado Medio o volver a presentarse a la evaluación final de ESO.

En el caso de la reválida que tendrán lugar al terminarse el Bachillerato, existirán dos posibilidades para su superación. Si los estudiantes no superan dicha prueba, no podrán matricularse en la universidad ni en estudios de artes superiores, aunque podrán continuar en FP de Grado Superior.

Según el calendario de la LOMCE, el decreto que regula las evaluaciones de la ESO (alumnos de 15 y 16 años) se pondrá en marcha en 2017, pero no será hasta 2018 cuando los estudiantes tengan que aprobarla para obtener el título de la ESO. Lo mismo ocurre con la de Bachillerato (17 y 18 años), que en el primer año de aplicación, 2017, no servirá para titular, pero sí para acceder a la Universidad.

Las evaluaciones del último curso de ESO y Bachillerato constarán de pruebas de las materias troncales (cinco asignaturas), dos opcionales y una específica, que no sea ni Educación Física ni Religión.

Share this post

PinIt
scroll to top