Así perjudica al sueño el consumo excesivo de alcohol

Abusar del alcohol no nos va a ayudar a dormir ni a estar en plena forma al día siguiente, tal y como relata un artículo publicado por la revista Time.

El alcohol presenta incompatibilidades con el sueño profundo y reparador.

Aproximadamente una hora y media después de dormirnos aparece la fase REM del sueño, en la que los sueños son más intensos y que es fundamental para nuestro descanso y capacidad de aprendizaje y memoria. Sin embargo, el consumo de alcohol afecta directamente esta fase.

Así perjudica al sueño el consumo excesivo de alcohol

Philip Gehrman, profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Pennsylvania, defiende que cuanto más alcohol se consume, menos REM tenemos. Así, abusar del alcohol antes de meternos en la cama no nos ayudará a dormir profundamente ni a estar alerta al día siguiente.

Además, ingerir bebidas alcohólicas produce ardor, algo que no ayuda al descanso. A su vez, además de eser un depresor del esfínter esofágico inferior, el alcohol es diurético. Esto puede provocar que a lo largo de la noche nos veamos dando más de un paseo al cuarto de baño, algo que, evidentemente, afectará al ciclo del sueño.

Sobre Raul

Soy periodista y editor en PrimerasNoticias.com. Cuando tengo ratos libres, disfruto de mi afición al cine y la literatura de género.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons