Aficionados rivales animan a un portero tras la muerte de su madre

Jelle ten Rouwelaar, portero del NAC de Breda, de la segunda división de Países Bajos, acababa de perder a su madre, que falleció a los 61 años de edad.

Pese a ello, el guardameta quiso jugar con su equipo, que visitaba al Go Ahead Eagles. Lo que no esperaba es que, precisamente, en el minuto 61, la afición rival se pusiera a cantar You’ll Never Walk Alone (Nunca caminarás solo), el himno no oficial del Liverpool.

Ante este emotivo homenaje, Rouwelaar no pudo contener las lágrimas y aplaudió a los hinchas rivales que se encontraban en el estadio Adelaarshorst, agradeciéndoles su gesto que, además, coincidía con el Día de la Madre.

Share this post

PinIt
scroll to top