80 niños de un colegio se rapan el pelo para dar la bienvenida a una compañera con cáncer

Tras pasar varios meses en el hospital recibiendo un tratamiento muy agresivo para luchar contra el cáncer, que le ha hecho perder el pelo, Marlee Pack ha regresado al colegio.

Cuando la niña de nueve años retomó sus clases vio que no estaba sola en su lucha. 80 de sus compañeros de clase en el Meridian Elementary de Broomfield (Colorado, EE.UU.) habían decidido raparse la cabeza. Junto a ello, tres profesoras, el equipo directivo del centro y hasta una madre de uno de sus compañeros se sumaron a la iniciativa y decidieron que todo el pelo fuera donado a una organización

La idea nació de la mejor amiga de Marlee, una niña llamada Cameron McLaughlin que al enterarse de que Marlee había perdido su melena pensó raparse ella también para que su amiga no se sintiera diferente. El resto de los compañeros de clase, al enterarse de que lo que iba a hacer Cameron dijeron que ellos también querían raparse por Marlee.

Fue tanto el entusiasmo que mostraron los pequeños que el centro escolar decidió organizar un acto solidario en el que cualquiera que quisiera raparse podría hacerlo. Para ello, contaron con la participación de ocho peluqueras.

Cuando el evento llegó a su fin, donaron todo el pelo recogido a la fundación St. Baldrick’s, una organización sin ánimo de lucro que recauda fondos para la investigación del cáncer infantil y que convierte los cabellos en dinero. En el caso de la escuela de Colorado, la cifra obtenida ha sido de 25.000 dólares (22.000 euros).

Share this post

PinIt
scroll to top