Un joven con cáncer se despide de sus compañeros con este inspirador discurso

Jake Bailey tiene 18 años, estudia en Christchurch (Nueva Zelanda) y padece cáncer. Durante la ceremonia de graduación, pronunció ante la directiva del instituto, el profesorado y sus compañeros un emotivo e inspirador discurso.

A pesar de que recientemente le habían diagnosticado un Linfoma de Burkitt, un tipo de cáncer poco común que afecta al sistema linfático y que si no se trata puede ocasionar una muerte rápida, Bailey quiso estar en la graduación. Dejó el hospital y se presentó ante sus compañeros para hablarle de la vida, del futuro y de los sueños.

A través de sus palabras, el joven expuso que “nadie saldrá vivo de esta vida, por lo que tenemos que ser valientes, grandes, amables y estar agradecidos por las oportunidades que tenemos”. Agregó que debemos ser ambiciosos y apasionados en el presente, pues no sabemos cuándo o dónde vamos a terminar, y que “el desafío para cada uno de nosotros es seguir creciendo y desarrollarse para mejor”.

Antes de ser despedido con aplausos y un baile haka, Bailey finalizó su discurso deseándole lo mejor a todos los asistentes y agradeciéndoles que hayan sido parte de su viaje.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons