Representativad, transparencia y democratización de los Consejos de Residentes Españoles en el Exterior

Representativad, transparencia y democratización de los Consejos de Residentes Españoles en el Exterior

Los miles de españoles residentes en el exterior así como los que tengan en proyecto emigrar podrían encontrar de interés conocer las funciones de los Consejos de Residentes Españoles en el Exterior.

El Pleno del  Mandato del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) está previsto que tenga lugar los próximos 26 y 27 de octubre de 2015. A lo largo de los dos días las comisiones presentarán el informe de sus diferentes propuestas para ser debatidas y aprobadas por el Pleno.

El Consejo General de la Ciudadanía en el Exterior es un órgano de carácter consultivo y asesor adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España, a través de la Secretaría General de Inmigración y Emigración y su Dirección General de Migraciones. Fue aprobado por la Ley 40/2006, de 14 de diciembre y si finalidad es garantizar la efectividad del derecho de los españoles residentes en el exterior a participar en los asuntos que les conciernen así como promover la colaboración de las administraciones públicas en materia de atención a la ciudadanía en el exterior y personas retornadas.

Composición

  • A la cabeza del Consejo se encuentra el presidente, propuesto libremente por el ministro/a de Empleo y Seguridad Social y ratificado por votación secreta del Pleno del Consejo.
  • Vicepresidentes (la Secretaría General de Inmigración y Emigración y el Subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores.
  • Secretario (Director General de Migraciones).
  • El resto del Consejo está compuesto por: un máximo de 43 consejeros electos por los Consejos de Residentes Españoles, con distribución que determina el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, de forma proporcional al número de españoles inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) de cada país, según los últimos datos publicados en Internet por la Oficina del Censo Electoral. Además de los consejeros titulares, se eligen en cada uno de los países un número igual de consejeros suplentes.
  • 8 consejeros designados de los cuales al menos 2 correspondan a federaciones de asociaciones de jóvenes y/o mujeres. Todos a propuesta de las federaciones de asociaciones de españoles del exterior que acrediten su representatividad y en función de criterios establecidos.
  • 8 consejeros sindicales y patronales, en representación de las principales organizaciones de trabajadores y de empresarios.
  • Los Consejeros designados en representación de cada una de las Comunidades Autónomas y de las ciudades de Ceuta y Melilla.
  • Los Consejeros de la Administración (directores generales) en representación de los departamentos ministeriales.

Mandato

El mandato de sus miembros tiene una duración de cuatro años. En 2014, en representación de los Consejos de Residentes Españoles en el Exterior, asistieron al pleno:

Por Argentina, asistieron al pleno María Ángeles Ruisánchez, Darío Germán Bondino, Felipe Andreu López y María Teresa Michelón; por Australia, Juan Rodríguez Cobos; por Bélgica, José María Gómez-Valadés y Marco Antonio de Lera; por Bolivia, José Mansilla; por Brasil, José Vidal Rivas y Augusto José Domínguez; por Canadá, María Jesús Vázquez; por Colombia, Belisario Rafael Sotillo; por Costa Rica, José María Morillo; por Cuba, Manuel José Vallejo; por Chile, Francisco Cortés y María Pilar Ayra; por Estados Unidos, Ángel Capellán; por Francia, Luis Roldán; por Guatemala, Jorge Ramírez; por Irlanda, María del Carmen Matellán; por Italia, Ana Lourdes de Heriz; por Marruecos, José Aurelio Estévez; por México, Josefina Tomé y Jaro Paz; por Nicaragua, Joaquín Rabella; por los Países Bajos, Fernando Abril; por Panamá, María Concepción Cabanillas; por Perú, Carmen Pérez; por República Dominicana, Eduardo Pahíno; por Suiza, Francisco Ruiz y Miriam Herrero; por Uruguay, María Vicenta González; y por Venezuela, Eduardo Pellón, Isabel Jara y Lorenzo Javier Rolo.

Sugerencias para el Pleno

A fin de reducir los gastos de transporte, manutención y alojamiento de los consejeros que se desplacen a España para asistir a los plenos del CGCEE los plenos podrían tener lugar por videoconferencia.

  • Limitar a 4 años el tiempo que se puede ocupar el cargo de Presidente de un Consejo de Residentes  y a 8 el de los vocales.
  • Los Consejos de Residentes Españoles en el Exterior deberían tener una página web y un correo electrónico.
  • La página web del Consejo, para una mayor información y transparencia, debería incluir:
    - El número de españoles inscritos en el Censo de Españoles Residentes Ausentes de la Embajada de España del país o ciudad sede del Consejo.
    - El número de personas que participaron en la elección de cargos de la Junta Directiva del Consejo.
    - El  importe de las subvenciones y ayudas que reciba el Consejo tanto del Estado español como de otros organismos oficiales o empresas.
    - Los cursos de español para niños que imparta el Instituto Cervantes, si existiese, así como de otras instituciones del país.
  • Obligatoriedad de los Consejos de acusar recibo o responder a los correos electrónicos o cartas que reciban.
  • Obligatoriedad de informar a los medios de comunicación  de las actividades de los consejos si las solicitan medios acreditados, así como que no se controle la base de datos de medios de forma arbitraria por parte de la Junta Directiva de los Consejos.
  • Promover cursos de español, catalán, gallego y euskera en colaboración con los Institutos Cervantes y los Centros para Adultos del país o ciudad sede del Consejo.
  • Inclusión en la página web de los Consejos de Residentes Españoles de la palabra bienvenido/a en: castellano, catalán, gallego y euskera.
  •  Crear un correo electrónico en la Secretaría General del CGCEE para que se pueda mandar copia de los escritos, quejas o sugerencias enviadas a los Consejos y no se reciba contestación.
  • Publicar las ayudas concedidas por el Estado a los medios especializados en noticias de la emigración así como  informar de las actividades de los españoles residentes en el Exterior.
  • Supervisar que las ayudas otorgadas a los medios de comunicación no contribuyen a la autocensura y falta de objetividad de la información, respetando la libertad de prensa e información.
  • Evitar que los cursos para niños y jóvenes organizados por las Agrupaciones de Lengua y Cultura (ALCESs) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte,  no sean una competencia  ni  duplicidad de los cursos organizados por los Institutos Cervantes. Asimismo, que cuando exista un Instituto Cervantes en la ciudad sede del Consejo, los cursos de español para niños se hagan en colaboración y bajo la dirección académica y pedagógica  del Instituto. Con lo expuesto se podrían reducir gastos así como aumentar el número de aulas de español  para niños y jóvenes españoles residentes en el exterior.
  • Los Consejos de Residentes deberían promover y organizar charlas, en colaboración con las Consejerías de Empleo, los sindicatos e instituciones que se ocupen de los inmigrantes en el país, para informar a los españoles de las oficinas que se encargan en el país de la búsqueda de empleo; sus derechos  laborales, sociales y educativos. Así como de la legislación vigente para el pago de impuestos.
  • Trabajar en estrecha colaboración con la Federación Española de Asociaciones de Emigrantes Retornados e informar de las asociaciones de emigrantes retornados que existan en la Comunidades Autónomas.

Los Consejos de Residentes Españoles en el Exterior necesitan:

  • Una urgente reforma para su actualización adaptándose a los cambios políticos y sociales de España en 2015.
  • Una mayor transparencia.
  • Promover su democratización no permitiendo que nadie se perpetúe en cargos de sus juntas directivas.
  • Incluir en las Juntas Directivas de cada Consejo a representantes de instituciones oficiales como los Institutos Cervantes, casas, colectivos y grupos de españoles  que realizan una gran labor desde hace años con las colonias españolas y no participan en la decisiones de los Consejos de Residentes.
  • Evitar que los Consejos se conviertas en Reinos de Taifas y palmeros de instituciones oficiales.

Los españoles, cuando existen  4 millones de personas sin trabajo y miles de jóvenes que han emigrado o están preparando las maletas para hacerlo, no deberían tener que contribuir con sus impuestos al pago de transporte, manutención y alojamiento de ninguna persona para que  en Madrid, durante dos días, exponga lo que podría hacer por videoconferencia o Internet.

El Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, si procede,  podría prestar una gran ayuda a los españoles residentes en el exterior promoviendo los cambios necesarios y urgentes  para una mayor transparencia, democratización y actualización de los Consejos de Españoles Residentes Ausentes en el Extranjero a fin de que el funcionamiento de los Consejos se adapte y refleje a la sociedad española de 2015-2016.

↓ De interés
Avatar de José Antonio Sierra

Sobre José Antonio Sierra

Soy licenciado en Filosofía y Letras, Magisterio y estudios en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid. Profesor de español en España, Francia, Reino Unido e Irlanda. Corresponsal en Dublín de Carta de España, Crónicas de la Emigración, España Exterior, La Región Internacional y Escuela Española. Colaborador en el proyecto "Authentik· de la Universidad "Trinity College" de Dublín, Irlanda, para la utilización de la prensa como material soporte en el aula para la enseñanza del español como lengua extranjera. Jubilado

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons