47,5 millones de adolescentes tienen un trabajo peligroso

47,5 millones de adolescentes tienen un trabajo peligroso 47,5 millones de adolescentes entre 15 y 17 años ocupan un puesto de trabajo peligroso en el mundo. Esta cifra supone el 40% de trabajadores de este grupo de edad que posee la edad mínima de admisión al empleo.

Los datos han sido recogidos en un informe publicado por la Organización Mundial del Trabajo (OIT), con motivo del Día Mundial contra el trabajo infantil, en el que se denuncia que el trabajo peligroso no es un fenómeno exclusivo de países en desarrollo.

En Europa, los adolescentes presentan un riesgo de accidentes leves más elevado que la población adulta, lo que indica que los más jóvenes desarrollan actividades peligrosas de las que deberían estar excluidos.

Por otro lado, la OIT ha aprovechado la ocasión para resaltar que mientras 75 millones de jóvenes entre 15 y 24 años están desempleados, 168 millones de niños en el mundo siguen siendo víctimas del trabajo infantil. Esta situación está relacionada con el abandono escolar y con la exclusión que éste conlleva.

De hecho, atendiendo a datos de 12 países con bajos ingresos, donde entre el 20 y el 30% de los jóvenes completan su transición de la escuela al mercado de trabajo a los 15 años, la OIT concluye que “los que abandonan la escuela antes de los 15 años corren mayor riesgo de quedar totalmente excluidos del mundo del trabajo”.

Para hacer frente al trabajo infantil y al desempleo juvenil, la OIT sugiere retirar a los niños de trabajo infantil y escolarizarlos, gracias a una educación gratuita, obligatoria y de calidad hasta la edad mínima de admisión laboral; promover oportunidades de trabajo decente para los jóvenes; y fomentar el espíritu empresarial en los jóvenes; entre otras propuestas.

Share this post

PinIt
scroll to top