Ocho de cada diez menores de 30 años sigue viviendo con sus padres

La situación laboral de los jóvenes españoles sigue estancada en sus peores cifras y no disponen de recursos suficientes para emanciparse.

La edad media de emancipación sigue retrasándose y, en la actualidad, sólo un 22% de los jóvenes menores de 30 años ha logrado trasladarse a su propio hogar.

Son datos del informe del segundo trimestre 2014, confeccionado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE), que no mejoran los ofrecidos en los últimos informes.

En el segundo trimestre de 2014, tan sólo el 22,1% de los y las menores de 30 años de España han logrado la independencia residencial, lo que prolonga el descenso que viene produciéndose en los últimos años.

El informe también arroja otras cifras que asustan: una persona joven debería dedicar un 61,2% de su salario medio actual para poder permitirse la compra de una vivienda; debería cobrar un 104% más para poder firmar una hipoteca; la superficie máxima media del hogar que podría permitirse es de 49 m2.

Emanciparse es una utopía.

Ante este panorama, Héctor Saz, presidente del CJE, ha calificado de utópica la esperanza del joven español de emanciparse, por lo que ha exhortado a la Administración a poner en marcha “una reforma laboral que garantice derechos, calidad y condiciones dignas para el empleo de las personas jóvenes”.

La situación laboral incierta de los jóvenes que tienen trabajo tampoco ayuda ya que sólo el 37,1% de los menores de 30 años con empleo lleva más de tres años trabajando para la misma empresa.

El trabajo a tiempo parcial es el que ha ido ganando terreno en los últimos tiempos, alcanzando actualmente el 28,3% de los jóvenes con empleo. Las más afectados por esta circunstancia son las personas de 16 a 24 años y las mujeres jóvenes.

Avatar de Israel

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons