España, Japón y Eslovenia son los países con menor proporción de jóvenes del mundo

España, Japón y Eslovenia son los países con menor proporción de jóvenes del mundoA pesar de que estamos en un momento en el que hay más población joven que nunca, con 1.800 millones de personas entre 10 y 24 años en el mundo, en España sólo un 14% de su población se ubica dentro de esta franja de edad.

Según el informe anual El poder de 1.800 millones: adolescentes, jóvenes y la transformación del futuro, presentado por Babatunde Osotimehin, director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU),  España, Japón y Eslovenia son los países que menos jóvenes tienen respecto a sus poblaciones totales.

Y es que el 90% de los jóvenes del planeta viven en países en desarrollo. Por ello, a través de dicho texto, además de hacer hincapié en el potencial que tiene la juventud para transformar el mundo, se pretende denunciar la situación en la que viven millones de jóvenes.

El informe requiere que los Gobiernos atiendan a la población juvenil con medidas como el acceso a la salud sexual y reproductiva pues, según el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), 20.000 niñas de menos de 18 años dieron a luz cada día en países en desarrollo en 2013. Junto a este dato, también se expone que:

  • 500 millones de jóvenes en el mundo viven en la miseria, con menos de dos dólares al día.
  • Unos 73,4 millones de personas de entre 15 y 24 años estaban desempleadas en 2013, un 36% de los parados en todo el mundo.
  • 57 millones de niños en edad escolar no recibían educación primaria en 2011, mientras que 69 millones de adolescentes no accedieron a la secundaria.

Es por ello que se reclaman más recursos para mejorar la salud de los jóvenes que permitan disminuir el número de adolescentes que fallecen por complicaciones del embarazo y el parto, ampliar el acceso a agua potable y a programas de vacunación, etc. También se solicita mejorar la educación y la productividad de la población joven, ofreciéndoles oportunidades de formación y empleos dignos. De este modo, los jóvenes podrían impulsar la economía de sus países y, con ello, reducir la pobreza y mejorar el nivel de vida de sus habitantes.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons