El mensaje oculto de una niña fallecida por cáncer

El mensaje oculto de una niña fallecida por cáncer

Foto: El Dínamo

Athena Orchard tenía 13 años cuando falleció a causa del cáncer. Tras su muerte, sus padres descolgaron un espejo de la habitación de su hija y, para su sorpresa, encontraron en él un mensaje póstumo de la joven.

A partir de que le fuera diagnosticada la enfermedad, Athena quiso mostrarse positiva y fuerte. Al mismo tiempo, sin que sus padres lo supieran, se puso a escribir detrás del espejo de su habitación sus sentimientos.

En recuerdo de su joven hija, sus progenitores guardarán siempre el espejo en el que Athena escribió frases como éstas:

  • La felicidad es una dirección, no un destino. Gracias por existir. Sean felices, sean libres, crean, siempre jóvenes. Conocen mi nombre, no mi historia.
  • El amor es inusual, la vida es extraña, nada dura y la gente cambia. Cada día es especial, así que aprovéchenlo. Podrían contraer una enfermedad mortal mañana así que aprovechen cada día. La vida sólo es mala si la hacen mala.
  • Nunca abandonen algo en lo que no pueden pasar un día sin pensar. Quiero ser esa chica que hace los malos días mejores y la que les hace decir “Mi vida ha cambiado desde que la conocí”.
  • No hay necesidad de llorar porque sé que estarán a mi lado.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons