El bullying deja huellas biológicas

El bullying deja huellas biológicasLos expertos alertan que el bullying, además de tener repercusiones emocionales y sociales, deja huellas biológicas en los afectados.

Los niños que sufren acoso escolar, además de tener más depresiones y más ansiedad cuando crecen, también presentan otros problemas de salud. Así lo manifiesta un grupo de científicos de la Universidad Duke Medicine en un artículo de la revista PNAS.

Tras analizar datos de 1.420 personas durante más de 20 años, en sus infancias, adolescencias y en la edad adulta, observaron que “los niveles de la proteína C reactiva (PCR) estaban mucho más altos en los adultos que habían sido víctimas de acoso escolar que en los acosadores o aquellos que habían vivido los dos roles”.

La proteína C reactiva es un marcador de la inflamación en el cuerpo y supone un “factor de riesgo para problemas de salud como el síndrome metabólico (conjunto de factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, la obesidad abdominal, la resistencia a la insulina o la hipercolesterolemia) y la enfermedad cardiovascular”, señala William Copeland, principal autor del estudio y profesor del departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke (Durham).

Por este motivo, los investigadores consideran que, aunque habría que realizar más estudios sobre esta temática, el hallazgo es el camino para demandar que “las víctimas de bullying sean objeto de políticas de promoción de la salud física y emocional, para disminuir así el riesgo a desarrollar enfermedades asociadas a la inflamación”.

Avatar de Elisabet

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons