Una niña inventa una nave para llegar a otras galaxias

Ekaterina Trúsheva es una niña rusa de 13 años que ha presentado un proyecto de nave espacial, con capacidad para 500 personas, capaz de llegar a otras galaxias en 42 años. Los aparatos existentes en la actualidad tardarían unos 50.000 años.

En la nave bautizada como Tierra, ideada por la joven Ekaterina, los alimentos serían sintetizados o cultivados a bordo y no le haría falta incluir ninguna fuente de energía, ya que captaría mediante un embudo magnético el hidrógeno que se encuentra en el ambiente interestelar. De esta manera, se reduce la masa y se aumenta la velocidad del vehículo.

El proyecto de Ekaterina ha sido elegido por el director del Instituto Internacional de Educación Espacial de Alemania, Ralf Heckel, para participar con su equipo en la competición de construcción de astromóviles para la exploración humana de la NASA.

Share this post

PinIt
scroll to top