Los jóvenes que no usan las redes sociales están en riesgo de exclusión

Los jóvenes que no usan las redes sociales están en riesgo de exclusión Los adolecentes y los jóvenes usan las redes sociales para comunicarse, compartir imágenes y para gestionar eventos. Quienes no participan en esta dinámica virtual son vistos por el resto de amigos como “raros” e “independientes”.

El Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud presenta su estudio “Jóvenes y Comunicación. La impronta de lo virtual”. En él se ha analizado la manera en que las nuevas tecnologías, especialmente las redes sociales, influyen en la comunicación y en la socialización entre la población joven de 16 a 26 años.

Una de las conclusiones del texto es que los jóvenes que no usan o no frecuentan las redes sociales están en riesgo de exclusión por parte de su grupo de iguales. También se comenta que los jóvenes requieren una constante alfabetización digital si quieren ser capaces de mantener un gran número de relaciones sociales de forma simultánea y no perderse en la evolución de la tecnología.

Según los propios jóvenes, es fundamental compatibilizar el “yo online” (dentro de la red) y el “yo offline” (fuera de la red), gestionando ambas realidades para no sentirse marginados. En relación a la aparición de las redes sociales en sus vidas, no consideran que éstas sustituyan las relaciones presenciales, pero sí creen que estas últimas se vuelven más numerosas y complejas.

Los participantes en el estudio también señalan que es importante que estén siempre localizables y que hay mensajes y conversaciones que deben revisarse, pues quedan almacenados y puedes ser rememorados. No obstante, las charlas simultáneas y los chats grupales permiten que las relaciones entre las personas sean más superfluas, donde no se tratan temas importantes que prefieren tratar “cara a cara” y el lenguaje se apoya en los conocidos emoticonos.

Por último, los jóvenes saben que en las redes sociales existen riesgos como la pérdida de intimidad y el sentir una cierta dependencia, pero consideran que sus ventajas son más importantes: eliminar la vergüenza o la timidez y posibilitar mantener un mayor número de relaciones, incluso con personas alejadas físicamente.

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons