Joven británico de 19 años es el primer adicto a los ‘selfies’

Los autorretratos tomados con la cámara del móvil, conocidos como “selfies”, se han convertido en todo un fenómeno. Tanto es así que los jóvenes inundan las redes sociales con sus fotografías más egocéntricas, que algunos expertos relacionan con un narcisismo de carácter patológico.

El caso de Danny Bowman quizás sea de los más graves, pues ha estado a punto de perder la vida por culpa de los “selfies”. Según ha relatado en Daily Mail, dedicaba 10 horas al día a hacerse fotografías a sí mismo en busca de popularidad y aceptación en Facebook. Este joven británico de 19 años podría llegar a sacarse 10 fotos antes de ducharse, otras 10 después y 10 más tras arreglarse.

Todo empezó hace cuatro años cuando empezó a subir autorretratos a Internet para hacer amigos y conocer chicas. Sin embargo, empezó a recibir críticas sobre su aspecto físico, lo que avivó su desmedida afición en busca de la “instantánea perfecta” que reflejara su belleza.

Su obsesión por los “selfies” fue tal que vivía pegado a su smartphone, sin pensar en nada más. Esto hizo que Bowman dejara los estudios y perdiera más de 12 kilos. Encerrado en su casa, sin salir y sin ver a sus amigos, llegó a intentar suicidarse cuando se dio cuenta de que no podía lograr la “foto perfecta”.

Tras lo ocurrido, los médicos le diagnosticaron trastorno dismórfico corporal. Una enfermedad que se caracteriza por experimentar una preocupación desproporcionada por algún defecto físico, real o imaginario.

Bowman ingresó en un hospital para curarse y, una vez recuperado, decidió colaborar con la red social Fixers para contar su historia, alertar sobre la “selfie-adicción” y ayudar a otros jóvenes.

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons