Un detector de mentiras para las redes sociales

Un detector de mentiras para las redes sociales En ocasiones las redes sociales expanden rumores que se convierten en noticia, dándose por válido lo que cuentan. Sin embargo, no siempre esa información se ha contrastado, demostrándose su veracidad.

Se trata de situaciones incómodas en las que se ha tenido que desmentir el fallecimiento de algún famoso, que después de todo continuaba vivito y coleando, o que no se había prendido fuero al London Eye, como ocurrió durante las revueltas de Londres en 2011,

Por ello, se debe andar con cuidado a la hora de querer difundir una información en tiempo real, pues plataformas como Twitter hacen que corran como la pólvora cualquier noticia, al margen de si ésta es cierta o no.

Ante esta problemática, una investigación internacional en la que participan varias universidades y empresas europeas pretende desarrollar un software que sirva como detector de mentiras en las redes sociales.

El proyecto Pheme tiene como objetivo detectar los bulos antes de que se hagan virales. Para ello, tiene en cuenta cuatro categorías: la especulación, la controversia, la información incorrecta y la que es directamente falsa.

Desde esta iniciativa se valora quién publica un tuit (un periodista, un experto, un medio, un testigo, un usuario cualquiera, etc.), cuál es su red de contactos, a qué contenidos externos enlaza y cuáles son los posibles retuits. También se analiza el propio texto, su léxico, semántica y sintaxis con la intención de detectar el lenguaje sensacionalista que se utiliza cuando se exagera lo que se está contando.

Este proyecto apunta al periodismo digital para ayudar a los profesionales a seleccionar informaciones de cierta relevancia y valorar si se sostienen en una base real o no.

Avatar de Elisabet

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons