Sólo el 12% de adolescentes recibe información sobre sexualidad de sus padres

Las charlas en los centros educativos son las principales fuentes de información sobre sexualidad para los adolescentes, según el estudio ‘Relaciones afectivas y sexualidad en la adolescencia’.

La Liga Española de la Educación ha presentado el texto en el que señala que sólo un 12% de los adolescentes aprende sobre sexualidad gracias a las conversaciones con sus padres, y que son las charlas en los centros educativos donde más información extraen, según el 60% de las chicas y el 44% de los chicos. Las amistades (49% para ellas y 35% para ellos) e Internet (25% para ellas y 40,5% para ellos) son otras de las fuentes de documentación más relevantes para los adolescentes. Además, un 7% de los adolescentes cita la experiencia propia e incluso un 17% de los varones las películas pornográficas como fuentes de información.

Para María Jesús Eresta, directora del proyecto, estos datos reflejan que los padres, los referentes adultos de nuestros adolescentes, no están incorporando la educación en la salud sexual y reproductiva, a pesar de que vivimos en una sociedad “cargada de sexo”.

¿Qué preocupa a los jóvenes?

En torno a cuatro de cada diez adolescentes cuestionados, de edades comprendidas entre los 14 y los 18 años, mencionan la curiosidad, el deseo de experimentar, la diversión y el disfrute entre los motivos para tener la primera relación sexual, aunque el 60% asegura que estar enamorado también lo justifica.

A casi la mitad (47%) le preocupa antes de la primera experiencia sexual el riesgo de un embarazo; y al 37%, “no hacerlo bien”; en este caso, la proporción de chicos (51,5%) duplica a la de chicas (23%). Contraer alguna enfermedad y perder la virginidad preocupan al 15% aproximadamente.

La edad más habitual para el primer noviazgo es los 12 años, según la cuarta parte de los adolescentes. Casi dos de cada cinco reconocen que ya han tenido relaciones sexuales: la tercera parte a los 15 años; un 9% de las chicas y un 18% de los chicos, a los 13. Sobre los que no se han iniciado en la sexualidad, el 65 % es porque no ha encontrado la persona adecuada; la preocupación por el embarazo es marcada por el 27 %.

Por otro lado, la mayoría de los adolescentes (68 %) piensa que hay relaciones de pareja entre jóvenes en las que existe violencia (78 % entre las chicas).

Falta protección

Según la encuesta, el 61 % de los varones y el 35,5 % de las mujeres contestan que ninguno de los dos padres les aconsejan evitar las relaciones sexuales. Tampoco les recomiendan llevar siempre un preservativo, según responden el 33 % de ellas y el 23,5% de ellos.

El 72 % de los adolescentes cree que es responsabilidad de la pareja por igual evitar embarazos, pero la cuarta parte no usa “nada”. Como métodos de protección, los más citados son el preservativo masculino (95 %), la píldora “postcoital” (73 %), las anticonceptivas (64 %) y la “marcha atrás” (48 %).

Ante estos porcentajes, el informe alerta de la vulnerabilidad de un sector de los adolescentes por la “precocidad” en el sexo y por prescindirse de métodos de protección.

Share this post

PinIt
scroll to top