Las bebidas energéticas alteran la función cardíaca

Las denominadas bebidas energéticas, aquellas que suelen combinar la actividad estimulante de la cafeína y la taurina, alteran la función del corazón al intensificar la potencia de las contracciones.

Así lo ha anunciado un equipo de investigadores alemanes de la Universidad de Bonn en el trabajo que acaban de presentar en la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA).

Para el estudio, analizaron el impacto que tenía en la función cardíaca el consumo de las bebidas energéticas a corto plazo y observaron un “aumento significativo de los picos de tensión y mayores picos de tasas de tensión sistólica en el ventrículo izquierdo”. Es decir, mayor potencia en las contracciones del corazón.

Aunque se desconoce las implicaciones que pudieran tener las conclusiones del estudio, los expertos optan por recomendar a menores o personas con problemas cardíacos como arritmias evitar el consumo de estas bebidas.

Por otro lado, médicos alertan del peligro que supone mezclar bebidas energéticas con cualquier tipo de alcohol y el PSOE registró en el Congreso una proposición no de ley para que el Gobierno español estudie, junto con los profesionales sanitarios, la posibilidad de no recomendar la venta de bebidas energéticas a menores de 16 años.

Share this post

PinIt
scroll to top