20 años en las alcantarillas para poder pagar la educación de sus hijos

En Pekín, las autoridades han descubierto a un hombre que, durante cerca de dos décadas, ha estado viviendo bajo tierra, en las alcantarillas de la ciudad.

Tras arruinarse por las multas que tuvo que pagar por violar la política del hijo único, emigró del campo a Pekín, donde intentó ganarse la vida lavando coches. Además, con la intención de ahorrar todo lo que pudiera de su modesto sueldo y así poder pagar la educación de sus hijos se instaló a unos dos metros de la superficie con poco más que un saco de dormir, mantas y un termo de agua caliente.

Al descubrirse su caso, las autoridades de la ciudad han sellado la tapa de la alcantarilla por la que el hombre accedía a su “vivienda” y le han buscado un alojamiento temporal.

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons