Los padres pagarán las sanciones por acciones violentas de sus hijos

La propuesta del Ministerio del Interior para la nueva ley de Seguridad Ciudadana, que el ministro del Interior, Jorge Fernández, llevará previsiblemente este viernes al Consejo de Ministros y que sustituirá a la todavía vigente de 1992, contempla que serán los padres quienes se hagan cargo de la sanción económica por los daños que causen las acciones violentas de sus hijos.

Según el borrador que maneja el Ministerio, cuando un menor cause daños por perturbación del orden público en el mobiliario urbano o cometa cualquier infracción multada en la futura ley, serán sus progenitores quienes asuman esa sanción económica.

El texto ha sido redactado en paralelo a la reforma del Código Penal y pretende compensar la eliminación de la mayoría de las infracciones penales tipificadas como faltas, que con la nueva ley de Seguridad Ciudadana pasarían a considerarse infracciones administrativas de carácter muy grave, grave o leve.

Se contemplará como infracción “muy grave”, sancionada con entre 30.001 y 600.000 euros, el uso y la distribución de imágenes de policías, así como de sus datos personales con fines que puedan suponer un atentado contra su intimidad. También se catalogará de “muy grave” la perturbación del orden público en espectáculos, acontecimientos deportivos u oficios religiosos y demás actos públicos.

Insultar, vejar, amenazar o coaccionar a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante una manifestación, por ejemplo, será considerado como una infracción administrativa “grave” sancionada con entre 1.001 euros y 30.000 euros de multa.

En lo que respecta a las infracciones leves, apenas experimentan variaciones con las actuales faltas leves y seguirán siendo sancionadas con multas contempladas entre los 100 y los 1.000 euros.

Share this post

PinIt
scroll to top