Un estudiante noruego, millonario gracias a unos pocos bitcoins

En 2009, Kristoffer Koch trabajaba en su tesis sobre el cifrado de datos cuando descubrió un incipiente proyecto bautizado como bitcoin. Decidió invertir unos 18 euros en comprar este dinero virtual y cuando terminó su proyecto se olvidó del asunto.

Pero en abril de 2013, mientras navegaba por Internet encontró un artículo que hablaba de los bitcoins y sintió curiosidad por saber qué había pasado con sus 18 euros. Al acceder a la web de la cibermoneda, tras varios intentos porque ya no recordaba cuál era su contraseña, se encontró con una gran sorpresa: su saldo en bitcoins era de 5 millones de coronas noruegas, es decir, unos 640.000 euros. Pero, ¿cómo era posible? Pues, sencillamente, su pequeña divisa había ido revalorizándose con el paso del tiempo sin que él fuera consciente.

Así que este joven noruego se encontró de repente con un tesoro virtual que pudo convertir en cash tangible y real, y con el que ha podido comprarse un apartamento en Oslo. Aunque también ha dejado sin retirar una parte de los bitcoins, con la intención de que sigan engordando en la Red.

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons