Una estudiante descubre por accidente un nuevo superconductor

Una estudiante en el departamento de física de la Universidad de Washington ha descubierto un nuevo superconductor gracias a un descuido.

Marianne Tarun, junto a su equipo, estaba investigando posibles usos para el titanato de estroncio, un óxido que genera unos cristales parecidos al diamante que se utiliza en óptica y que es semiconductor de la electricidad, cuando observó que al medir la conductividad de diversas muestras, el resultado de una de ellas se salió de la escala.

¿Qué pasaba? ¿En qué se diferenciaba esa muestra del resto? La respuesta está en la luz. Mientras el resto de las muestras habían sido guardadas en un cajón, esa había estado expuesta a la luz del laboratorio.

Es decir, que al dejar que le de la luz a un cristal de titanato de estroncio, su conductividad eléctrica aumenta. Tras comprobar el hallazgo de Marianne, el profesor Matthew McCluskey ha publicado un estudio en el que detalla las posibilidades de este descubrimiento.

Share this post

PinIt
scroll to top