Un británico crea el primer helado fluorescente

¿Te imaginas lamer un helado que se vuelve fluorescente? Pues eso es lo que ha creado un heladero británico, basándose en la proteína que hace brillar a las medusas en los oscuros fondos de los océanos.

Charlie Francis, originario de Bristol, decidió introducir las proteínas fluorescentes aisladas de las medusas, que se suelen utilizar en proyectos de investigación relacionados con la biología y la salud, en el ámbito de la alimentación. El resultado ha sido el primer helado que al lamerlo se vuelve fluorescente.

Al pasar la lengua por el helado, la proteína se activa y hace que comience a brillar en la oscuridad. El único inconveniente de este novedoso postre es su alto coste, pues una bola de este helado cuesta 140 libras, unos 165 euros. Todo un capricho para curiosos y golosos.

Sobre Raul

Soy periodista y editor en PrimerasNoticias.com. Cuando tengo ratos libres, disfruto de mi afición al cine y la literatura de género.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons