Los tatuajes no son buenos para encontrar trabajo

Esa es la conclusión, publicada en la revista ‘Work, Employment and Society’, y a la que ha llegado el Dr. Andrew R. Timming, de la Universidad de St. Andrews, en Reino Unido.

Timming ha concluido que los ‘tattoos’ reducen las posibilidades de encontrar trabajo, sobre todo en puestos en los que se demanda la atención directa al público. Y lo ha hecho tras entrevistar a varios gerentes de diferentes sectores, incluyendo bancos, hoteles, prisiones, ayuntamientos o librerías.

Y es que el estigma social asociado a los tatuajes es una carta de presentación a corto plazo que no todos los empleadores están dispuestos a aceptar, sobre todo si el dibujo está en partes visibles del cuerpo. Aún es peor si los diseños representan figuras relacionadas con el odio, la violencia o el rechazo de ideas como puedan ser las pistolas, telas de araña, cuchillos o lágrimas.

Sobre Ramon

Presidente de la Asociación de Prensa Juvenil, entrenador de baloncesto y escritor en mis ratos libres.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons