Obliga a su hijo a disculparse en plena calle por hacer bullying

Tras intentar sin éxito que su hijo no volviera a verse implicado en un caso de bullying, José Lagares decidió que su hijo debía experimentar en sus propias carnes lo que se sentía cuando al ser humillado en público.

Por este motivo, escribió en un cartel con grandes letras: “Soy un acosador, toca el claxon si odias a los acosadores” e hizo que su hijo mostrara dicho letrero en plena calle.

Por llevar a cabo su decisión, Lagares ha recibido diversas críticas que ha zanjado volviendo al mismo lugar donde estuvo apostado su hijo y colocarse él con un cartel que decía: “No estoy arrepentido. Toca el claxon para detener el acoso escolar”.

Sobre Israel

Soy antropólogo social y cultural, experto en edición de imagen y vídeo y apasionado de las TIC en general.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons