3 de cada 4 jóvenes de hasta 32 años viven todavía con sus padres

La gran mayoría de los jóvenes españoles (el 72%) vive todavía en casa de sus padres y sólo un 20% se ha independizado, a pesar de que a partir de los 27 años a todos les gustaría haberse emancipado.

El ‘Estudio de opiniones, actitudes y expectativas vitales de la juventud española’, elaborado por la Fundación Pfizer, además de estos datos expone que un alto porcentaje de los jóvenes (el 58%) vive de los ingresos ajenos, normalmente proporcionados por los padres.

También se pone de manifiesto que sólo la mitad de los jóvenes trabaja en un ámbito relacionado con lo que ha estudiado; aunque, a pesar de esto, la mayoría declara estar satisfechos con su vida.

Para realizar el estudio, se realizaron 1.412 entrevistas a jóvenes españoles de entre 15 y 32 años. Para un 67,5% de éstos, el paro es el principal problema de la juventud española. Le siguen los estudios y la educación (para el 28,1%), la calidad del empleo (el 10%), los problemas económicos (9%) y la falta de expectativas de futuro (7,7%).

Respecto a la enseñanza, casi la totalidad de los jóvenes encuestados (el 94%) cree que merece la pena el sacrificio de estudiar y formarse para obtener un trabajo. Sin embargo, el 60% considera que la educación recibida no es la adecuada para las necesidades del mercado laboral.

Acerca de las expectativas de trabajo, los jóvenes creen que la principal consecuencia de la crisis es la dificultad para encontrar un empleo. También opinan que la crisis ha influido en una bajada salaria y, por lo tanto, en un menor poder adquisitivo.

Por otro lado, cuatro de cada diez jóvenes con trabajo teme perder su empleo en los próximos doce meses y la mitad de los que están parados no ven probable encontrarlo.

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons