Comer palomitas en el cine te hace inmune a la publicidad

Un estudio de la Universidad de Colonia, en Alemania, expone que comer palomitas en el cine nos hace inmunes a la publicidad que se emite desde la gran pantalla.

Al parecer, masticar interrumpe el lenguaje subliminal que se da cuando vemos un anuncio. Los nombres de las marcas se imprimen en nuestros cerebros cuando al escucharlos nuestras bocas practican su pronunciación, un acto que no se produce si estamos comiendo palomitas, por ejemplo.

Para su experimento, los investigadores invitaron a un grupo de 96 personas a un cine y vieron un montón de anuncios. A la mitad de los participantes se les ofreció palomitas de forma gratuita.

Al finalizar los anuncios, éstos no tuvieron ningún efecto sobre los espectadores que estuvieron comiendo palomitas durante su emisión, mientras los otros tuvieron respuestas positivas hacia los anuncios mostrados.

Share this post

PinIt
scroll to top