‘Hackeó’ una silla de ruedas para que su hijo pudiera explorar el mundo

Una enfermedad genética degenerativa mantiene a un niño llamado Alejandro anclado a una silla de ruedas. Pero su deseo de explorar el mundo que le rodea es el mismo que el de cualquier niño de su edad que no vea sus movimientos limitados.

Según explica su familia, hasta dentro de cinco años el pequeño Alejandro no recibirá una silla de ruedas eléctrica. Hasta entonces, su padre le ha construido unos pedales con los que el niño puede desplazarse y controlar el movimiento de su silla. En un blog, ha narrado la experiencia y se puede ver los pasos que ha seguido en la construcción de la silla para su hijo.

El padre de Alejandro tuvo que adaptar una silla de adulto a las necesidades de su hijo, quien rápidamente aprendió a manejar la silla para poder explorar su entorno por sí mismo.

Sobre Raul

Soy periodista y editor en PrimerasNoticias.com. Cuando tengo ratos libres, disfruto de mi afición al cine y la literatura de género.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons