Sólo el 22% de los españoles menores de 30 ha podido emanciparse

Sólo 2 de cada 10 españoles menores de 30 años ha logrado emanciparse y vivir por su cuenta, según las conclusiones del Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España.

La situación de las personas de 16 a 29 años con respecto al mercado de trabajo, a comienzos del 2013, refleja una fuerte precariedad y vulnerabilidad.

La crisis ha golpeado muy fuerte a los jóvenes españoles. Muchos de ellos no tienen trabajo y los que lo tienen, no obtienen suficientes ingresos como para plantearse independizarse y alejarse del hogar paterno.

El porcentaje de jóvenes emancipados aumenta hasta superar el 72% en el rango de edad 30-34 años. Ello indica que la edad a la que los hijos abandonan el hogar de sus padres supera los 30 años.

Joffre López, autor del estudio, ha comentado en su presentación que un joven español debería cobrar un 80% más del salario medio actual para poder pensar en comprar una vivienda, si se parte de la premisa de que “sólo el 30% del sueldo debería estar destinado a este fin”.

Sheyla Suárez, responsable de la Comisión Socioeconómica del CJE, ha afirmado que “acceder a una vivienda es una utopía para la mayoría de los jóvenes”. Para aquellos jóvenes a los que les salgan los números para empezar a pensar en independizarse, “la hipoteca supone siempre un endeudamiento mayor que el alquiler”.

El principal escollo con el que se encuentran los jóvenes para comprar o alquilar una vivienda es su extrema fragilidad económica y la brecha que todavía separa su capacidad adquisitiva de los precios que ofrece el mercado.

La crisis económica que afecta a casi todos los sectores y el actual panorama de precariedad laboral y de desempleo juvenil récord en España son causas directas de este problema de acceso a la vivienda. Además, según Suárez, más de la mitad de los jóvenes con empleo están sobrecualificados para el trabajo que desempeñan.

Share this post

PinIt
scroll to top