No vende cometas en días sin viento para no entristecer a los niños

De vez en cuando, Internet saca del anonimato a personas de buen corazón que con sus acciones y actitudes frente a la vida, nos marcan ciertos valores esenciales que podemos llegar a olvidar.

Es el caso de Jacinto, un vendedor ambulante que vende cometas en las playas de Cádiz. Cuentan en El blog de Alberto Torron que Jacinto vende aviones de corcho a los niños… pero no en cualquier circunstancia: si no hay viento, no vende sus aviones porque los niños no podrán disfrutar jugando.

No quiere ver niños tristes porque no les funcionen los aviones, y que por eso, si no hay viento, prefiere no venderlos.

Alberto, autor del post, comenta que la decisión de Jacinto le impactó.

La respuesta fue que me acerqué con Marcos a comprar los cuatro aviones, y a dar las gracias por su honestidad.

Jacinto es una prueba más que muestra que, incluso en los tiempos difíciles que vivimos, la honradez puede convivir con el negocio.

Foto: albertotorron.com
Avatar de Ramon

Sobre Ramon

Presidente de la Asociación de Prensa Juvenil, entrenador de baloncesto y escritor en mis ratos libres.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons