La DGT inicia campaña intensiva de controles de droga y alcohol

La Dirección General de Tráfico (DGT) llevará a cabo 20.000 controles diarios durante una semana para concienciar del peligro que supone conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y las policías autonómicas, forales y locales realizarán esos controles en las carreteras interurbanas y en las ciudades, acompañados en 17 provincias por voluntarios de la Federación nacional de asociaciones de lesionados medulares y grandes discapacitados físicos (Aspaym).

Con esta iniciativa se pretende reducir el abuso de alcohol y drogas y concienciar acerca de los peligros que encierra su consumo. De hecho, los expertos comentan que conducir bajo los efectos de estas sustancias multiplica por nueve el riesgo de sufrir o provocar un accidente de circulación. Además, la DGT informa que el alcohol o las drogas están presentes en casi una cuarta parte de los accidentes de tráfico que se producen en la Unión Europea y que suponen cada año 9.000 muertes.

Las infracciones se pagan

Siempre que un agente ordene realizar un control de droga, igual que pasa con el de alcohol, éste será obligatorio y en caso de dar positivo se multará con 500 euros y se perderán seis puntos de carné. Los controles de drogas se efectúan tomando una muestra de salida del conductor e introduciéndola en un dispositivo que analiza dicha muestra.

Cuando se superan las tasas máximas de alcohol, el conductor puede perder entre 4 y 6 puntos según tasas, y, al igual que las drogas, puede llegar a ser delito penado con prisión de tres a seis meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons