¿Cómo son los adolescentes españoles?

Los adolescentes españoles defienden la libertad de expresión pero son callados y reservados, según un sondeo de opinión de Aldeas Infantiles SOS.

158 profesores de Secundaria han contestado a las cuestiones del ‘Observatorio de la Adolescencia’ que acompaña al programa de educación en valores de Aldeas Infantiles SOS.

Dialogando

De sus respuestas se desprende que aunque los adolescentes defienden la libertad de expresión, les cuesta usarla porque les resulta difícil expresarse. Un 68% de los docentes creen que los temas más peliagudos a tratar por los adolescentes son los referidos a sus sentimientos. También les resulta difícil hablar sobre puntos de conflicto (33%) y temas académicos (20%).

Entre los motivos que impiden a los jóvenes comunicarse de forma fluida se encuentra la incapacidad de separar los hechos meramente objetivos de las propias emociones (77%). Además se recurre con facilidad al insulto o al reproche (46%) y no se sabe planificar conversaciones difíciles o hacer propuestas de pacto (55%). Por otro lado, los profesores creen que los adolescentes son sinceros a la hora de dialogar.

Con quien mejor practican el diálogo es con los amigos y con quien menos, con los adultos. Las personas con las que más amables son los adolescentes son sus amigos, según los docentes, quienes conceden a este aspecto una nota de 8,4 sobre 10. En cambio, los padres, los profesores y las personas mayores reciben alrededor de un 6; y los hermanos sólo uno 5.

Falta esfuerzo

La encuesta ha analizado también el grado de perseverancia que muestran los adolescentes españoles a los ojos de sus profesores y el 62% de ellos cree que se dan por vencidos cuando algo les supone un esfuerzo y el 40% piensa que ocurre porque no sienten interés. Un 31% tiene claro que los modelos sociales actuales no priman la perseverancia y el esfuerzo.

Share this post

PinIt
scroll to top