Investigadores británicos reclaman más educación afectivo-sexual en las escuelas

Una investigación británica reclama más tiempo escolar para la educación sexual, con el propósito de que los jóvenes no crezcan con una imagen distorsionada de las relaciones afectivas.

Bajo el título ‘Basically… porn is everywhere’ (Básicamente… el porno está en todas partes), el estudio considera que las escuelas deberían aumentar el tiempo dedicado a la educación afectivo-sexual de los jóvenes, puesto que éstos cada vez tienen más acceso a material erótico a través de la Red. Según el texto:

El currículo en formación sexual de los niños tiene que crecer y adquirir más relevancia, además de incluir educación sobre pornografía.

Las autoras de la investigación, la profesora de Psicología de Middlesex Miranda Horvath y Afroditi Pina, de la Universidad de Kent, explican que:

Nuestro trabajo ha encontrado evidencias crecientes de que los jóvenes no están satisfechos con la educación sexual que reciben, por lo que cada vez más acuden a la pornografía en busca de información. El problema es que, en lugar de enseñarles, el porno distorsiona las ideas de los chicos y chicas sobre las relaciones y las prácticas sexuales.

Sin embargo, el introducir o ampliar la educación afectivo-sexual no es nada fácil, pues la educación sexual suele estar condicionada por valores morales y éticos. En España, por ejemplo, la enseñanza afectivo-sexual queda reducida a contenidos centrados en la biología y a talleres adicionales, impartidos a voluntad de los centros y profesores.

Es por ello que Mar Venegas, socióloga de la Universidad de Granada, considera que:

La educación afectivo-sexual, como se ha repetido en muchas ocasiones, sigue siendo una asignatura pendiente en España.

Según la última encuesta Shering, de 2009, en España, las principales fuentes de información sexual para los jóvenes españoles de 15 a 24 años siguen siendo la familia y los amigos. El porcentaje de quienes mencionan a la escuela como fuente de conocimientos sobre la materia, que se había multiplicado por dos entre 2002 y 2005, bajó en 2009, del 47% al 42%, en el caso de las chicas, y del 46% al 35%, en el de los chicos. Mientras que el porcentaje de quienes recurren a Internet ha crecido considerablemente, del 13% al 31% (ellas) y del 23% al 41% (ellos).

Fuente: Encuesta Bayer Shering Pharma. / EL PAÍS

Por su parte, la experta de la Federación de Planificación Familiar Estatal Alexa Segura considera que los jóvenes tienen preguntas sobre el sexo que requieren respuestas. Añade:

Y cuando se aprende sobre el sexo a través de lo que los medios mayoritariamente difunden, o del porno, lo que se recibe es la reproducción de estereotipos machistas, de relaciones violentas y basadas en falsas expectativas. Se reproduce un modelo coitocéntrico, una sexualidad reducida al coito que además deja fuera las prácticas de cuidado mutuo y muchas opciones diferentes a las de la heterosexualidad, por lo que muchas personas se pueden sentir marginadas.

Avatar de Elena

Sobre Elena

Licenciada en Pedagogía, colaboro desde hace años en varios proyectos de la Asociación de Prensa Juvenil, ¡incluido este fantástico periódico! :)

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons