Microsoft se replantea su política de requerimientos de la Xbox One

Ante las quejas de sus usuarios, Microsoft ha decidido cambiar algunos aspectos de su política de requerimientos de la Xbox One, que verá la luz en noviembre, siendo uno de los más destacados que ya no será necesario conectarse a Internet para jugar con la consola.

Pero esto no es todo. También permitirá para su consola de nueva generación el intercambio, reventa y alquiler de juegos como en Xbox 360. La compañía estadounidense, además, ha anunciado que los juegos de la Xbox One no tendrán restricciones regionales. No obstante, los juegos que se compren en discos deberán permanecer en el disco y no podrán copiarse en el almacenamiento interno de la consola.

Sobre Ramon

Presidente de la Asociación de Prensa Juvenil, entrenador de baloncesto y escritor en mis ratos libres.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons