El gobierno anuncia la eliminación del CJE

El Consejo de la Juventud de España ha publicado una nota de prensa en la que denuncia la intención por parte del gobierno de eliminarlo para integrarlo en un nuevo organismo junto al Instituto de la Juventud.

La sorpresa y perplejidad ante la noticia ha reinado entre el movimiento asociativo juvenil español que no esperaba este movimiento por parte del gobierno y que podría desembocar en el cierre de una institución histórica en el ámbito asociativo juvenil español.

El estupor inicial ha dado paso a la indignación y la consiguiente reacción, tanto por parte del CJE como de numerosas instituciones repartidas por toda la geografía española y europea, en forma de comunicados públicos o vía Twitter, canalizado con el hashtag #salvemoselCJE.

El CJE muestra su disconformidad con las razones que ha aducido el gobierno para justificar su decisión. Así, en contra del ahorro económico, esgrimido por el gobierno, de 4,3 millones de euros en tres años que supondría el cierre de la institución (en concepto de arrendamientos e impuestos), el CJE argumenta que esa cifra supone el “total del presupuesto de este organismo en tres años”, lo que lleva a pensar que “el nuevo consejo consultivo de participación juvenil partiría sin dotación económica”. Además, también se destaca en el comunicado que “el CJE es actualmente uno de los organismos más pequeños dentro de la Administración General del Estado” y que su asignación presupuestario representa tan sólo el 0,08% en la estructura ministerial.

Por otro lado, también rechaza que Injuve y CJE solapen sus funciones, tal como se apunta desde el gobierno, siendo el primero un órgano “encargado de prestar servicios a la juventud” y el segundo, “una plataforma independiente formada por organizaciones juveniles y que representa a la juventud asociada”.

Ricardo Ibarra, presidente del CJE, lamenta en una entrevista la pérdida que representaría la desaparición del Consejo para el movimiento asociativo, además de apuntar que el nuevo organismo que se crearía sería un mero “buzón de sugerencias”.

(Las asociaciones) dejarán de tener un órgano coordinador y representativo, perderán su interlocutor con la administración y a nivel internacional. Pero también dejarán de tener una herramienta de capacitación que les aportaba formación e información. Dejaran de poder incidir y en las políticas públicas que afectan a los jóvenes y perderán espacios comunes donde tomar decisiones conjuntas.

Podéis consultar el comunicado del CJE aquí.

Avatar de Elisabet

Sobre Elisabet

Soy pedagoga y miembro de la Asociación de Prensa Juvenil. Me interesan los temas relacionados con las nuevas tecnologías, la educación, la literatura y el cine.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons