Un niño de cinco años pone paz en el terreno de juego

Un niño canario de sólo cinco años intervino para poner fin a la acalorada discusión que estaban manteniendo entrenador y colegiado.

Alejandro Rodríguez, jugador del Unión Viera, participaba en un partido de prebenjamines disputado en el polideportivo López Socas de Las Palmas de Gran Canaria, cuando uno de los entrenadores y el árbitro comenzaron a discutir. Ni corto ni perezoso, con toda la naturalidad del mundo, el pequeño se interpuso entre ambos e intentó que se calmaran gritándoles: “paren, paren, paren”.

El padre de Alejandro, Javier Rodríguez, ha declarado en el programa de radio Fiebre Amarilla de UDRadio, la emisora de la Unión Deportiva Las Palmas:

Estoy orgulloso de lo que ha hecho mi hijo.

Javier acudió al programa acompañado de su hijo, quien pudo conocer a Thievy, uno de sus ídolos en la UD con el que compartió un momento especial en la radio.

Share this post

PinIt
scroll to top