La crisis produce un descenso de nuevos conductores

Según datos aportados por las autoescuelas y la Dirección General de Tráfico (DGT), el número de carnets expedidos desde el inicio de la crisis ha caído en un 51,4%.

Como ya se sabe, ha habido un cambio en el examen de conducción, tanto en la parte teórica como en la práctica. En cuanto a la primera, las preguntas son elegidas entre un total de 15.500 (anteriormente se escogían entre un total de 800 preguntas) y hacen referencia a la seguridad viaria, la conducción eficiente, el comportamientos bajo la influencia del alcohol y otras drogas, etc.

En cuanto al examen práctico, éste dura un total de 25 minutos. Al inicio de la prueba, el examinador puede pedir al alumno que verifique si alguna parte técnica del vehículo es correcta o no; seguidamente, el examinador indica al alumno un destino y éste debe conducir de manera autónoma hasta el lugar. Por último, el alumno debe realizar un recorrido en coche, esta vez dirigido por el examinador.

Los expertos consideran que este nuevo modelo de examen es más completo que el anterior y prepara mejor a los futuros conductores, pero no es el motivo por el que muchas personas han dejado de sacarse el carnet. Así pues, se considera que la causa principal del descenso del número de nuevos conductores es la crisis económica, que no permite a muchos jóvenes disponer del dinero necesario para sacarse el carnet.

Subvencionado por:

Licencia Creative Commons